InicioModaBuñuelos dulces de Calabaza

Buñuelos dulces de Calabaza

El otoño ya está con nosotros desde hace varias semanas, sé que hay mucha gente a la que concretamente el mes de octubre le resulta de lo mas apático: se acabó el verano, tenemos menos horas de luz, menos tiempo para dedicar a  familia y amigos, mas horas de trabajo etc..

Sin embargo en lugar de caer en el desánimo podemos planear actividades agradables con las que ponernos en marcha y que sólo se pueden hacer en esta estación: Pasear por senderos llenos de hojas secas que crujen a nuestro paso (a los niños les encanta), dedicar un día a ir al campo a recoger castañas, hacer una excursión a la frutería del barrio y elegir una hermosa calabaza con la que hacer por un lado, nuestra particular decoración de Halloween y por otro aprovechar su carne para hacer riquísimos dulces. 

Hace unos días os comentaba en Twitter que sentía la necesidad imperante de salir a comprar una calabaza y como suele ser normal en mi fue dicho y hecho. Nunca había probado ningún plato hecho con esta verdura y mi hijo y mi marido que si lo habían probado, me aseguraban que el puré de calabaza era el plato mas horrible que habían comido nunca. No me importó, había estado viendo varias recetas que me resultaban de lo mas apetitosas y desde luego yo no estaba pensando en purés, sino en ¡postres! 
Hoy os traigo uno de esos postres super sencillos de hacer y que os aseguro está delicioso: Buñuelos dulces de Calabaza.
Ingredientes
Preparación: Se corta la calabaza en dados (sin pepitas) y se pone a hervir en agua y sal para hacer un puré de calabaza (tarda muy poquito en hacerse 10, 15 minutos) Mientras tanto echamos en una fuente la harina, la levadura, el azúcar moreno y el huevo previamente batido. Trituramos los dados de calabaza escurridos y lo incorporamos a la mezcla removiendo para que se unan bien todos los ingredientes.
Por último con ayuda de una cuchara freímos porciones de esta mezcla en aceite muy caliente y preparamos un plato con papel de cocina para eliminar el exceso de aceite al sacarlos. Por último los espolvoreamos con la mezcla de azúcar blanco y canela.
Los ponemos en una fuente y a disfrutar de este postre nutritivo y delicioso.
Os he partido uno para que os podáis hacer una idea de la textura por dentro. Son esponjosos y con un sabor dulce y suave que nos ha encantado. Ya los hemos hecho varias veces y siempre pasa lo mismo ¡vuelan! y nadie ha sido capaz de averiguar que está comiendo un postre con una importante base de verdura.
¿Qué os parecen? ¿Os animaréis hacerlos? Que no se os olvide contarme que os ha parecido si al final os animáis a hacer este postre (estoy segura que os van a sorprender).
{Receta Original: Canela y Limón}

COMPARTE MI MODA: La moda femenina desde el punto de vista de las usuarias…

Pedro
Pedro
Cotilla de la red, a la última de todas las novedades en revistas, periódicos, blog… Polifacético. Periodista desde hace 7 años y amante de los blogs

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Most Popular

Recent Comments